domingo, 24 de abril de 2011

SOBRE LA VERGUENZA


Dado que la última Nota Clínica trataba sobre la culpa como una causa emocional de enfermedad, es lo propio que ahora hablemos sobre la vergüenza como una causa emocional de enfermedad. Pienso que la vergüenza es tan común como la culpa en pacientes Occidentales; podríamos también decir que las sociedades Orientales son más propensas a la vergüenza que la culpa.

La vergüenza puede estar causada por un sentimiento de vergüenza acerca del comportamiento de uno mismo por romper las reglas o tradiciones de la sociedad; más comúnmente, es un sentimiento innato debido a la educación de uno. Es un sentimiento de culpa que hace que uno se sienta “sucio” a menudo; con la vergüenza, uno siente que debe esconderse del estricto escrutinio de la sociedad. Uno se siente observado todo el tiempo.Según Solomon, en pequeñas dosis, la vergüenza es una afirmación de la autonomía de uno, una confirmación de que uno vivirá según las normas de uno mismo y aceptará la responsabilidad. En pequeñas dosis, la vergüenza contribuye a la autoestima. No obstante, en grandes dosis la vergüenza es abrumadora, y es auto degradante, haciendo que uno se ponga extremadamente defensivo y se sienta impotente. 1

Como causa de enfermedad, tomamos en cuenta la vergüenza abrumadora que es debida a la educación de uno y no guarda relación con los actos de uno o por haber hecho algo incorrecto. Una persona que sufra esta vergüenza siempre se sentirá como si hubiese hecho algo mal y querrá esconderse siempre.Se suele decir a menudo que las sociedades Occidentales se “basan en la culpa” y las Orientales “se basan en la vergüenza”; es por tanto útil exponer las diferencias entre la vergüenza y la culpa. La vergüenza se relaciona más con el lugar de uno en la sociedad, lo que la gente piensa sobre nosotros, la sensación de que uno debe esconderse porque ha hecho algo mal, algo que la sociedad recrimina, algo “sucio”.

En otras palabras, siempre y cuando no hagamos algo que no desapruebe la sociedad o, sobre todo, que no seamos vistos hacienda algo “equivocado”, no sentiremos vergüenza. En contraste, en esas situaciones nos sentiríamos culpable aún sin que nadie nos viese hacer algo “equivocado”.

Es ciertamente verdadero que las sociedades Orientales se rigen por la vergüenza, probablemente debido a la fuerte influencia del Confucianismo. Como la ética del Confucionismo trata enteramente sobre las relaciones sociales y sobre el “lugar” de uno en la sociedad y su aceptación de las estrictas normas de conducta y jerarquía social, es natural que la vergüenza sobrevenga por contravenir las reglas sociales establecidas.

Por lo tanto, la gente se preocupa por no ser vista haciendo algo que la sociedad no vea con buenos ojos.Lo primordial en la vergüenza es como uno se presenta ante los miembros de la comunidad y no como uno se siente internamente. La culpa es una emoción más “oscura”, más interna, una emoción ante la cual no hay escapatoria, el juicio está presente sin importar que alguien nos este viendo o no. La gran diferencia entre la culpa y la vergüenza es que la culpa no tiene redención, le “corroe” a uno por dentro por siempre; la vergüenza tiene arreglo y redención.

Con la vergüenza, tenemos una sensación de ser vistos haciendo algo malo (y por implicación, si no somos vistos, no sentimos vergüenza). Con la culpa, escuchamos una voz interna que nos condena y de la cual no podemos escapar.Wollheim explora las diferencias entre la vergüenza y la culpa, y las he resumido a continuación

VERGUENZA

La vergüenza tiende a generar un deseo de cambiar.
La crítica se siente mediante una mirada: sentimos los ojos de desaprobación sobre nosotros.
La vergüenza es de orientación ritualista ya que describe una consciencia acerca de cómo uno es percibido por los otros.
La vergüenza tiende a ser comunal, como una condición de las relaciones de uno hacia los demás.

CULPA

La culpa tenderá a generar el deseo de reparar.
La crítica se experimenta mediante palabras: escuchamos la voz de desaprobación.
La culpa tiene cierta orientación de leyes ya que señala a nivel personal que uno ha incumplido las normas establecidas de conducta.
La culpa tiende a ser individual en tanto a la relación de uno con la ley.

El término “culpa” (zui) aparece muy infrecuentemente en las Analectas de Confucio. En contraste, la vergüenza (chi) se menciona en muchos pasajes. Siempre se utiliza en referencia a un lapso de responsabilidad, generalmente acompañado de insulto, aislamiento y humillación por parte de los otros.La vergüenza está muy arraigada en la ética Confucionista. Es incluso algo considerado como una herramienta “beneficiosa” para mantener a las personas en el camino. Consideremos este pasaje de las Analectas de Confucio:“Dijo el Maestro: ‘Conduce a la gente con leyes y mantenlos en el orden con la ley penal, y evitaran castigos pero no tendrán sentido de la vergüenza. Condúcelos con moralidad (de) y mantenlos en el orden a través de la observación de la propiedad ritual (li) y desarrollaran un sentido de la vergüenza; y, sobre todo, se pondrán a sí mismos en orden”.

Este pasaje es un ataque a los Legalistas que abogaban por mantener a la gente en orden mediante leyes estrictas y duros castigos. En otras palabras, Confucio está diciendo que las leyes y castigos pueden mantener el orden social, pero aún mejor es conducir mediante el ejemplo para que así las personas se regulen a sí mismas debido al sentimiento de vergüenza por no seguir con el orden social.
La importancia de la vergüenza en la sociedad China es también aparente a través de un estudio del sistema penal y de las amnistías en China Antigua: hay evidencias que las cortes antiguas actuaban duramente en casos de crímenes importantes pero dejaban que la vergüenza del proceso de litigio disciplinase a los ofensores menores y así restaurar su compromiso con la responsabilidad social.

En términos del efecto de la vergüenza sobre el Qi, creo que esta emoción hace que el Qi se estanque pero también en algunos casos pueden hacer que el Qi se hunda. De hecho, el hundimiento de Qi es en mi experiencia un resultado común de la vergüenza; la Humedad también frecuentemente acompaña a la vergüenza.Cuando uno siente vergüenza, uno se siente “sucio”, y la “suciedad” es una característica de la Humedad. Por tanto, la vergüenza generalmente se manifiesta con un hundimiento de Qi y con Humedad: por ejemplo prolapsos, flujo vaginal excesivo crónico, sangrado menstrual excesivo por hundimiento de Qi de Bazo y Riñón o leve incontinencia de orina.

1. Solomon R The Passions, Hackett Publishing Company, Indianapolis, 1993, p. 245. 2. R Wollheim, On the Emotions, Yale University Press, 1999, pp. 155-6.

martes, 19 de abril de 2011

LLAMADA A TODOS LOS FITOTERAPEUTAS EUROPEOS Y CONSUMIDORES

La Directiva draconiana Europea sobre plantas medicinales se hará efectiva muy pronto (a finales de Abril). Esta pondrá fin a la venta de remedios herbales. Todos debemos hacer que nuestra voz sea escuchada para detener esta infracción de nuestras libertades que está siendo impuesta por la Unión Europea bajo la influencia de las multinacionales farmacéuticas.

Por favor apoya a la Alliance for Natural Health, la Benefyt Foundation y el European Herbal Practitioners Alliance. Por favor mira el vídeo http://www.savenaturalhealth.eu/ y firma la petición.

lunes, 4 de abril de 2011

SOBRE LA CULPA

Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios 1 Romanos 3.23

En el consejo clínico anterior hablábamos de la tristeza y pena/duelo derivando de la perdida como una emoción muy persuasiva en pacientes Occidentales. En este Consejo Clínico, abordo otra causa emocional de enfermedad en pacientes occidentales, la culpa.

La culpa es otra emoción persuasiva en pacientes Occidentales. Está totalmente ausente en los libros de medicina China y podríamos decir que sencillamente no existe en la psique China. Podría debatirse que la culpa está intrínsecamente relacionada con las religiones Judeo-Cristianas y especialmente con la religión Cristiana y su concepto de “pecado original”. Nunca he visto expresiones refiriéndose al “sentimiento de culpa” como causa emocional de enfermedad en libros Chinos modernos o antiguos. Podría decirse que esto se debe al hecho de que el sentimiento de culpa está totalmente ausente en las tres grandes religiones/filosofías Chinas, Confucianismo, Taoísmo y Budismo. De hecho, Confucio no creía en el valor del castigo para los delitos. Fingarette concurre que el concepto de culpa está ausente en las Analectas de Confucio. Las Analectas mencionan la palabra chi 耻 en varios pasajes pero se refiere más a la vergüenza que a la culpa.

Fingarette dice “Si no estamos al tanto de las diferencias cruciales en perspectivas, estos textos sobre el chi se prestan fácilmente a la asimilación de la vergüenza Confucionista con la culpa Occidental. Aunque chi es definitivamente un concepto moral, la relación moral a la cual corresponde es a la de una persona con su estatus o función como se define a través de li (rituales). Chi mira hacia fuera, no hacia dentro. No es como la culpa, una expresión de un estado hacia dentro, de repugnancia por la corrupción interna, de auto denigración, en el sentido que uno es como una persona, independientemente del estatus público y reputación de uno, o reprehensión. El concepto Confucionista de vergüenza es genuinamente un concepto moral, pero está orientado hacia la moralidad como eje de li, comportamiento social tradicional definido (comportamiento), más que el núcleo interno de uno mismo.” 2.

Deberíamos remarcar que lo que aquí nos concierne en lo relativo a las emociones no es la culpa sino el sentimiento de culpa, que no tiene ninguna relación con un crimeno transgresión. Por ejemplo una persona puede haber cometido un crimen y no sentir nada de culpa; contrariamente, una persona puede no haber cometido ningún crimen o transgresión y sentirse culpable (lo cual generalmente sucede con nuestros pacientes). La culpa (y la vergüenza) son considerados por algunos como emociones “morales” ya que lidian con la moralidad.

Wollheim dice: “el papel de las emociones morales es proveer a la persona con una actitud u orientación. Lo que es distintivo de las emociones morales es que la actitud es de reflexión”. Es una actitud que la persona tiene hacia sí misma como persona.” 3

La culpa está estrechamente ligada a un sentido del yo y en especial a un sentido negativo del yo: esto es probablemente una razón importante por la cual no existe culpa en la cultura China, ya que el yo en la cultura China no es el Yo psicológico individualizado, hacia dentro de la cultura Occidental, pero un yo construido socialmente. Esto puede explicar la presencia de la vergüenza en la cultura China (relacionada con un sentido social del yo) y la ausencia de culpa (relacionada con un yo individual). La culpa puede manifestarse de muchas maneras: sentimiento de responsabilidad hacia las circunstancias negativas que han recaído en uno mismo o en los otros – sentimiento de arrepentimiento para con transgresiones reales o imaginadas, presentes o pasadas – sentirse responsable (y culpable) por cualquier cosa negativa que le sucede a los miembros de su familia o pareja, tomar responsabilidad por los problemas o malas fortunas de otros.

Estos son solo unos ejemplos del tipo de comportamiento inducido por sentimientos de culpa. Un sentimiento de culpa puede deberse a la transgresión de tabús religiosos o sociales o por haber hecho algo “equivocado” de lo cual luego nos arrepentimos. No obstante, un sentimiento de culpa puede también ser innato y no tener relación con ninguna acción específica. Este sentimiento innato de culpa deriva generalmente de la educación, siendo el más destructivo. La culpa es auto reproche por algunas fechorías reales o bien un sentimiento interno de culpa que no tiene nada que ver con ninguna fechoría. La culpa incluye un sentido de insuficiencia y de desesperación que no se encuentran en la culpa. La culpa no requiere de ninguna ofensa en particular y la doctrina del Pecado Original es un ejemplo de ello. Cuando estamos asaltados por una sensación de culpa, la persona es su propio juez siendo un juez más despiadado y menos razonable que cualquier juez real. La culpa va hacia dentro y su objeto es el Yo; en este sentido, es casi la emoción “opuesta” del enfado ya que esta última va casi siempre dirigida hacia otra persona. La culpa se basa en el criterio moral de haber roto una ley moral (real o imaginada). La “mitología” de la culpa es la doctrina del Pecado Original. La “autoridad” que provee de este criterio es absoluta e incuestionable. La culpa es una emoción “oscura” sin redención; es una emoción mucho mas “oscura” que la vergüenza y en mi experiencia más difícil de “tratar” (si esta es la palabra correcta).

En cuanto a los síndromes a los cuales lleva la culpa, esta emoción puede tener diferentes efectos según la persona. Primero, puede llevar a un estancamiento de Qi: puede afectar a cualquier órgano y especialmente a los Pulmones, Corazón, Hígado y Riñones. Debido a su carácter “oscuro” y de “estancamiento”, el estancamiento de Qi puede fácilmente producir estancamiento de Sangre. Este estancamiento de Sangre puede encontrarse en cualquier parte del cuerpo y en cualquier órgano, pero particularmente en los Pulmones, Corazón, Hígado y Riñones. El pulso es de Cuerda o Firme. En algunas situaciones, la culpa puede también causar hundimiento de Qi y afectar a los Riñones causando algunos problemas urinarios o menstruales por hundimiento de Qi. La lengua tendrá una punta roja y probablemente un cuerpo morado. Cuando la culpa es la causa emocional de la patología, el pulso es de Cuerda o Firme si hay estancamiento de Qi y de Sangre. Si hay hundimiento de Qi de los Riñones, el pulso es Profundo y Débil en la posición de los Riñones, y posiblemente ligeramente Desbordante en la posición de Corazón y Rugoso en general sin onda. ¿Cómo “tratamos” la culpa? Es posiblemente lo más difícil de “tratar”: es una emoción “oscura” y arraigada y eso es probablemente por lo cual da paso al estancamiento de Sangre. Generalmente elijo los puntos dependiendo de los síndromes inducidos por la culpa. Generalmente trato el Corazón, Pulmones, Hígado y Riñones. Algunos ejemplos de puntos serían C-7 Shenmen, PC-7 Daling, P-7 Lieque, P-3 Tianfu, H-3 Taichong, R-4 Dazhong, R-9 Zhubin, V.B.-13 Benshen y Du-24 Shenting.


Por supuesto, y posiblemente con la culpa más que con cualquier otra emoción, una sanación verdadera no puede tener lugar sin un esfuerzo consciente de introspección por parte del paciente con la ayuda de una psicoterapia. 1. Holy Bible, New International Version ®. 1984 International Bible Society. Online version www.biblegateway.com [Accessed 2007]. 2. Fingarette H 1972 Confucius - The Secular as Sacred, Waveland Press, Prospect Heights, Illinois, p. 28. 3. Wollheim R 1999 On the Emotions, Yale University Press, New Haven, p. 148.