lunes, 29 de noviembre de 2010

INFECCIONES DE OIDO Y ANTIBIOTICOS

Un número reciente del Journal of the American Medical Association traía un artículo interesante sobre el uso de los antibióticos en las otitis medias agudas o en las infecciones de oído medio. La referencia es la siguiente:Tumaini R. Coker et al “Diagnosis, Microbial Epidemiology, and Antibiotic Treatment of Acute Otitis Media in Children” - A Systematic Review, in Journal of the American Medical Association, Vol. 304, No. 19, November 17, 2010, pp. 2161-2169.

El objetivo del estudio era realizar una revisión sistemática del diagnostico de las otitis medias agudas y su tratamiento con antibióticos. EL estudio seleccionaba estudios con un criterio estándar y ensayos clínicos aleatorios sobre microbiología en otitis medias agudas y ensayos clínicos aleatorios evaluando los tratamientos con antibióticos.

La conclusión del estudio fue que los antibióticos eran ligeramente más efectivos que la ausencia de tratamiento, pero que causaban efectos adversos entre el 4% y el 10% de los niños. Por lo tanto, dar antibióticos a los niños para infecciones de oído hace poco a la hora de adelantar su mejoría mientras que a su vez aumenta el riesgo de algunos efectos segundarios. El estudio encontró que 80 de 100 niños sanos se hubiesen recuperado de una infección aguda de oído en unos días si se les hubiese dado medicamentos solamente para aliviar el dolor y bajar la fiebre. El estudio encontró que no importa qué tipo de antibióticos se utilice para tratar una infección de oído cuando el uso de antibióticos están justificados. Concluyó que los antibióticos antiguos como la amoxicilina funcionaban igual de bien que los nuevos y más caros antibióticos: y ciertamente, los antibióticos más nuevos parecen causar más efectos secundarios.

El estudio fue diseñado para revisar la investigación existente sobre el tema para la American Academy of Pediatrics, que está en el proceso de revisar sus indicaciones para tratar las otitis medias agudas sin complicaciones. Los pediatras y la American Academy of Family Physicians han sugerido que la “observación” (es decir evitar los antibióticos) es una opción para tratar infecciones de oído en niños sanos entre las edades de 2 y de 12 años. Ver http://aappolicy.aappublications.org/cgi/content/full/pediatrics;113/5/1451.

De los tres tipos básicos de infecciones de oído, la otitis media aguda puede beneficiarse del uso de antibióticos debido a que es generalmente causada por una bacteria. No obstante, puede ser también causada por un virus que no responderá al uso de antibióticos. Otro tipo de infección de oído, la otitis media efusiva, causa una acumulación de líquidos en el oído medio. Esto es también causado por una infección viral contra la cual los antibióticos son ineficientes.
Esto es muy interesante bajo el punto de vista de la medicina China. He observado una y otra vez en la práctica que los tratamientos con antibióticos parecen tener poco efecto en las infecciones de oído (mientras que, en contraste, sí lo tienen en infecciones de pecho). Una razón obvia para ello es que, como se ha mencionado arriba, algunas infecciones pueden ser virales.
Puede haber otra razón interesante. Los oídos están en la zona de Shao Yang del cuerpo; de hecho los canales del San Jiao y de la Vesícula Biliar (canales del Shao Yang) recorren los oídos. En el contexto de las enfermedades exteriores, es decir las enfermedades causadas por Viento Externo, la etapa Shao Yang se comporta de manera diferente que las etapas Tai Yang o Yang Ming. La etapa Tai Yang es una etapa puramente exterior en la cual el Viento se localiza en el Exterior del cuerpo, es decir en la zona Wei. La etapa Yang Ming, por otra parte, es una etapa interior que tiene lugar cuando el factor patógeno ha penetrado al Interior y se ha transformado en Calor.
La etapa Shao Yang es bastante diferente: es la etapa que actúa como “bisagra” entre el Exterior y el Interior. Debido a su naturaleza, los factores patógenos pueden quedarse “atrapados” en la etapa Shao Yang, dando tumbos entre el Exterior (Tai Yang) y el Interior (Yang Ming). Cuando están en el Exterior, el paciente siente frío; cuando están en el Interior, el paciente siente calor. De ahí la “alternancia de escalofríos y fiebre” de la etapa Shao Yang.
Otra característica de la etapa Shao Yang, y relacionada también con la posición de “bisagra”, es que los factores patógenos quedan atrapados en ella y permanecen en el cuerpo durante mucho tiempo. Esto no puede suceder en la etapa Tai Yang puesto que, en esta etapa, o bien el Viento es expulsado o bien se transforma en Calor y penetra en el Interior. En la etapa Yang Ming también, el factor patógeno es o bien expulsado o bien dañará el Yin y penetrará en el Yin.
Debido a la tendencia de los factores patógenos a quedarse en el Shao Yang, esto puede causar que los antibióticos no funcionen y que las infecciones de oído medio se vuelvan crónicas, lo cual, en niños, es muy frecuente. Además, el uso de antibióticos puede tender a dañar el estómago y llevar a la formación de un factor residual patógeno en los oídos, que será generalmente Humedad-Calor. Un factor residual patógeno en el oído por el uso indebido de antibióticos es la causa más común de patologías crónicas de oídos en niños.
El remedio Liberar el Oído (Ear Release) de Los Pequeños Tesoros (The Little Treasures) fue diseñado para tratar la retención crónica de Humedad-Calor en los oídos en niños. Ver http://www.three-treasures.com/littletreasures/default.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada